Por un Congreso de gente | Carta abierta a los, las y les progresistas

Queridos compañeros y compañeras progresistas

Y el pueblo entró a la constituyente… pero las fuerzas reaccionarias van a intentar, por cielo, mar y tierra, cooptar la Convención. Debemos impedirlo. Porque ad portas hay una crisis de la democracia que debemos contribuir a atajar.

Va a pasar algo que previmos hace tiempo. Las fuerzas conservadoras intentarán ganar el Congreso en las elecciones del 15 de noviembre, para hacer, desde ahí, contrapeso a la representación y soberanía de la Convención. Intentarán colocar sus temas, sus reglas y sus intereses. Pero hay una solución, que exige nuevamente de nuestra astucia y sacrificio. El PRO debe ser, nuevamente, el Caballo de Troya de la gente, ahora, para llegar al Congreso.

Nuestro partido ha propuesto que las próximas elecciones de Diputados y Senadores, se guíen por la misma estructura con la que se eligió la constituyente. El objetivo es que el nuevo Congreso que va a legislar sobre la nueva Constitución, sea tanto o más representativo del Chile real que la Convención. Que se llene de jóvenes, mujeres, pueblos, diversidades.

El Congreso no puede ser un contrapeso de la Convención, sino que un espaldarazo a la nueva gobernanza que saldrá de los acuerdos. Debe ser un aliento de representatividad para la democracia para tener, por fin en Chile, instituciones en las que la gente se sienta representada. Que le hagan sentido. De las cuales se sientan parte. Qué mejor antídoto contra la corrupción, que el sentido de pertenencia entre instituciones y gente.

Pero debemos ir más allá. Nuestro partido, que ha dado pruebas de transparencia y vanguardia, está para empujar los límites. Hasta ahora, el Congreso no ha dado su brazo a torcer para reconstruir esa tan añorada representación democrática. Pero sabemos cómo ganar ese gallito. Debemos permitir que, a través nuestro, los, las y les independientes puedan repletar el congreso.

Los y las progresistas debemos sentirnos orgullosos. Apretamos y apretamos hasta transformar un acuerdo de élites, en otro en el que pudiera entrar la gente. Abrimos el espacio para los y las independientes. Hemos presentado un proyecto de ley en el Senado, para permitir que independientes puedan competir en la elección parlamentaria, al igual que en la elección de constituyentes. Nos la hemos jugado como ningún otro partido, por la unidad de la izquierda para enfrentar a la derecha. Y ahora, de nuevo, debemos dar un paso atrás para que la gente quede uno adelante.

Compañeras y compañeros, les escribimos porque queremos pedirles un último esfuerzo, cediendo, de nuevo, representación para la gente. Para que vuelvan a confiar en las instituciones y en la democracia. Para hacer más fuerte el progresismo transversal que hoy es la punta de lanza de la transformación de Chile. De nuestra convicción saldrá la unidad de la izquierda.

Marco Enríquez-Ominami, líder del Partido Progresista
Alejandro Guillier, Senador Progresista
Alejandro Navarro, Senador Progresista