Esta mañana tuvo lugar, en Fundación Progresa, el seminario “Drogas: alternativas a las políticas públicas de control”. En el intervinieron Lucia Dammert, Socióloga experta en Seguridad Pública, Claudio Venegas, Sicólogo y Coordinador de la revista Cáñamo, además del abogado Pedro Mendoza.

Al inagurar el seminario destaqué la necesidad de desarrollar una mirada integral que incorpore las diversas aristas de la problemática de las drogas, entre las cuales el uso medicinal de drogas, el derecho individual al consumo, la lucha contra el lavado de dinero y el narcotráfico, y la rehabilitación. Señalé que la despenalización de las drogas no es más que una cuestión de tiempo, por lo que se requiere regular este mercado con responsabilidad y visión integral.

En su intervención, Claudio Venegas destacó el fracaso de las políticas públicas en drogas, así como la ausencia de rigurosidad en los estudios que buscan establecer una relación de causalidad entre consumo y delito. El sicólogo denunció la política comunicacional del terror en torno al consumo de drogas. Por último, hizo un llamado a debatir de manera integral sobre las drogas, promoviendo la regulación y la educación en el consumo, por sobre el control.

Posteriormente, Pedro Mendoza explicó las malas prácticas que existen en torno a la aplicación de la Ley 20.000. Entre otras cosas, destacó los problemas de cuantificación del cannabis, sobre todo cuando se suma la planta propiamente tal, al momento de detener a un portador. También señaló que gran parte de los registros domiciliarios ocurren en base a denuncias anónimas, sin que se conozca la hora y día de la denuncia, dificultando el proceso de defensa. Mendoza señaló que los jueces no suelen aplicar un mismo criterio y que por lo general, el sector oriente de Santiago suele penalizar menos el porte de cannabis que otros sectores de la región. Por último, abogó por reducir el riesgo asociado al consumo de cannabis, toda vez que existen muchísimas diferencias entre las drogas llamadas duras y blandas.

Luego, Lucia Dammert explicó el marco teórico en el cual se desarrolla la política pública en drogas. Partió diferenciando tres niveles de análisis, el primero ideológico, el segundo político y el tercero técnico. La socióloga destacó la dificultad de desarrollar una discusión integral, tratándose de un tema politizado en el cual rinde más el discurso de control que de prevención. También mencionó las principales aristas de la economía de la droga, destacando la necesidad de intervenir en el lavado de dinero, forma efectiva de combatir el narcotráfico.

Por último, la Directora Ejecutiva de Fundación Progresa, Patricia Morales, cerró el seminario agradeciendo la convocatoria y haciendo un llamado a continuar debatiendo y reflexionando sobre el tema, de manera de trabajar por y para una política pública integral.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.