En el Día del Estudiante, el candidato a la Presidencia de la República por el Partido Progresista, Marco Enríquez-Ominami, reivindicó la importancia de la fuerza estudiantil para el futuro de Chile.

El candidato reafirmó la necesidad de eliminar el CAE y su propuesta de que la educación sea financiada a través de los impuestos. “La educación no puede ser un privilegio de quien pueda financiarla. Tiene que ser pública y gratuita”, resaltó Enríquez-Ominami.

“La base fundamental de cualquier sociedad democrática es la educación, y así como ustedes lo exigen a diario, la educación tiene que ser pública, gratuita y de calidad”, aseguró.

En medio de los reclamos de miles de estudiantes en las calles que piden condonaciones de sus deudas universitarias, el candidato añadió que “el desafío es vencer las estructuras que miran al conocimiento como lucro, como sinónimo de pesos”. “Ustedes son el capital más valioso de Chile, y su participación en la política, en las calles, es imprescindible para que logremos un país equitativo y justo”, aseguró.

Marco Enríquez-Ominami alentó la movilización y organización estudiantil: “su lucha tiene que ser la de todo Chile. No están solos. Unidos seremos siempre más fuertes”.

El Día del Estudiante o del Alumno se instauró mediante el decreto 147 de 1992 que permite a los estudiantes formar centros de alumnos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.