[Tiempo] Coronavirus: dirigentes latinoamericanos impulsan un impuesto a las grandes fortunas en la región

La Red Latinoamericana por Justicia Económica y Social – Latindadd anunció una campaña continental por este tributo que será “similar a la lucha contra el ALCA”. Sostienen que será necesario rediscutir el modelo tributario para hacer frente a la crisis que dejará la pandemia y evitar la fuga a paraísos fiscales. “El 22% de las riquezas del continente están fuera de la región”, acusaron.

La red organizó un encuentro virtual para debatir cómo hacer que el costo de la crisis sanitaria no recaiga en los sectores más bajos y sea costeado con aportes a las riquezas extraordinarias o por sectores que se vieron beneficiados durante la pandemia.

Del evento, que se desarrolló de manera virtual, participaron la congresista peruana del Frente Amplio, Rocío Silva Santisteban; el ex candidato presidencial de Chile y fundador del Grupo de Puebla, Marco Enríquez Ominami; el diputado argentino Itaí Hagman y el sociólogo costarricense y miembro de Latindadd, Jorge Coronado.

Coronado anunció que el organismo llevará adelante una “Campaña continental por el impuesto a las grandes fortunas” que reúna a las fuerzas políticas de centro y progresistas, similar a lo que fue la lucha contra el ALCA. “Latinoamérica es el continente más desigual del planeta por su sistema tributario. Les estamos regalando miles de millones en exoneraciones, que no solo evaden, sino que hacen fraude y erosionan las finanzas públicas”, atacó.

LATINDADD es una red formada por 24 organizaciones sociales de 13 países latinoamericanos dedicada a los problemas derivados de la crisis sistémica y busca generar condiciones para lograr una economía al servicio de la gente.

En su exposición, Coronado arrojó datos de Latinoamérica, donde “el 10% de la población más rica concentra el 70%” de la riqueza. “Esta situación es muy grave, el 22% del total de todas las riquezas del continente está afuera de la región, sin pagar un solo centavo en impuestos”, señaló. Según datos de la organización, en plena pandemia, los milmillonarios del continente ganaron 48 mil millones entre marzo y julio, lo que equivale “al 40% de lo que el conjunto de los países brindó en paquetes de estímulo”.

“Nuestra apuesta es que hay que dar un debate donde gravar la riqueza no puede ser algo extraordinario. Queremos que las elites latinoamericanas se pongan a pagar”, señaló Coronado.

El chileno Marco Enríquez-Ominami, sostuvo que los impuestos a las grandes fortunas tienen el problema de ser “por una única vez” y reclamó un cambio en la forma de tributar que grave a los sectores más beneficiados.

Para él, América Latina “enfrenta la crisis más grave en toda su historia con una economía global que se contrae un 4% contra un 9% proyectado para el continente” y en un contexto donde le precio de las commodities está a la baja. “Estados con menos recursos y vendiéndole a países que crecen menos. Problema de contracción, cae la recaudación y hay más gastos”, dijo.

Rocío Silva Santisteban, explicó que están buscando avanzar un proyecto que alcance a todos los patrimonios que superen los 600.000 dólares, con un gravamen que va hasta el 5% para quienes tienen más de 2 millones.  El proyecto peruano también contempla una redistribución por parte de los sectores que salieron ganando por la pandemia, como farmacéuticas, compañías de alimentación o de telecomunicaciones.

El diputado oficialista argentino Itai Hagman comenzó su charla hablando sobre el debate alrededor de la meritocracia y de la riqueza, sobre la cual dijo es la contracara de la pobreza extrema”. “La acumulación de riquezas no es vista como un problema por el capitalismo que asume que el mercado es el más justo asignador de recursos”, se quejó el economista.

Hagman mencionó el proyecto que prohíbe al Estado asistir a empresas con residencia en paraísos fiscales, que fue presentado recientemente en el Congreso argentino, y pidió una colaboración internacional para combatir la evasión. “Es un problema que ningún país por sí solo puede resolver.

Este encuentro contó también con la organización de Forum Solidaridad Perú y de la Red de Justicia Fiscal de América Latina y el Caribe.

Fuente: Tiempo

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.