[Periódico Bolivia] Ominami lamenta silencio de Piñera por masacre en Bolivia

Mientras varios líderes, expresidentes y cancilleres de más de 15 países de la región le pidieron que se pronuncie en contra del golpe de Estado en Bolivia, no dijo nada.

Bolivia

El diputado por el Partido Progresista en Chile Marco Enríquez Ominami lamentó ayer que el presidente Sebastián Piñera haya guardado silencio ante el golpe de Estado contra Evo Morales y ante la masacre de 2019, y cuestione recién ahora la independencia de la justicia en Bolivia debido a la detención de Jeanine Añez y sus colaboradores.

En entrevista por la radio Patria Nueva, calificó como dolorosa la declaración del Presidente de Chile, quien la noche del lunes dijo que le parece que la justicia boliviana no es independiente, autónoma y que no está funcionando como debiera por haber detenido preventivamente a Añez.

El diputado chileno expresó su preocupación porque mientras varios líderes, expresidentes y cancilleres de más de 15 países de la región le pidieron que se pronuncie en contra el golpe de Estado en Bolivia, no dijo nada.

“A él (Piñera) le parecía bien el linchamiento que proponía Añez a Evo Morales, a él le pareció bien y guardó silencio, y es doblemente grave porque la democracia se cuida en Chile y en Bolivia, por eso es doblemente grave, porque somos países vecinos”, sostuvo.

“Sebastián Piñera viajó a Venezuela hace dos años en un avión militar nuestro para hacer el soberano ridículo en el puente Cúcuta para invadir Venezuela, porque le preocupaba la democracia venezolana, y nada dijo durante un año (en Bolivia) de un gobierno de facto, violento y agresivo que buena parte del mundo condenó por su falta de honrar los derechos humanos y al Estado de derecho”, añadió.

Ominami dijo que no es correcto guardar silencio cuando se violan los derechos humanos de las personas, en cualquier parte del mundo, así como no es prudente referirse a sus las políticas internas por respeto a la soberanía de las naciones. “No corresponde, me cuido de opinar de los sistemas judiciales de otros países. No me corresponde generar opinión a un sistema, por eso me parece muy imprudente lo que hace la diplomacia chilena”, concluyó.

Fuente: Periódico Bolivia