Marco Enríquez-Ominami: «No soy hijo de las encuestas; soy hijo de las ideas y de mis convicciones”

Santiago 1 de septiembre de 2017. “Soy el más joven de los candidatos y, sin embargo, uno de los más experimentados. Nunca ha estado más abierta la elección presidencial. Nosotros estamos exactamente donde mismo en esta fecha respecto de 2009 y 2013. Las veces pasadas subimos 15 y siete puntos. Si se cumplen esos pronósticos, estamos en segunda vuelta”.

Con estas palabras comentó Marco Enríquez-Ominami los resultados de la más reciente encuesta CEP. El presidenciable de los progresistas y los independientes.

Enríquez-Ominami agregó: “Conozco al Presidente de Francia, que pocos meses antes de ser electo marcaba siete puntos y hoy es Presidente de la quinta potencia del mundo. Yo me iría con mucho cuidado y cautela con las encuestas, porque han demostrado equivocarse. En Santiago Centro hay encuestas que le daban 10 puntos de ventaja a Carolina Tohá y perdió por 10 puntos. La misma CEP anterior nos dijo que el 60% de los chilenos votarían en las elecciones municipales, lo cierto es que votó el 40%. Yo no soy hijo de las encuestas. Soy hijo de las ideas y de mis convicciones”.

“No peleemos con las encuestas. Asumamos que esta es una carrera de 100 metros, está recién partiendo y yo me siento híper preparado, con ganas. Como Usain Bolt, que parte difícil y en la recta final siempre sube mucho. Tengo hambre de debatir y espero que Sebastián Piñera no siga escondiéndose”, enfatizó.

“Que Piñera done los minutos de su franja televisiva”

“Hay un gran adversario, que ahora a todas las escapadas, le agregó una nueva, y es que no quiere debatir. Es comprensible que quien va primero no quiera debatir. Pero no es aceptable que quien ame a Chile y quiera ser Presidente arranque de los debates. Yo quiero denunciar hoy día, alegremente, que Piñera tiene pánico a debatir. Todos los candidatos hemos cumplido con la ley y esa misma ley exige respeto a la República. Es impresentable querer ser Presidente de Chile sin siquiera transparentar sus propuestas”, añadió.

“Piñera aceptó debatir, pero censuró a los candidatos que le molestan. ¿Así pretende gobernar? ¿Con ese nivel de odio? ¿Censurando? Ya cerró el diario La Nación, quiso achicar TVN, no pudo. Sepan los chilenos que Piñera se está escapando de los debates. Ahora espero que sea coherente y done también sus minutos de franja televisiva porque ahí sucede lo mismo que él teme, hay muchos candidatos”, dijo.

“A mí no me está censurando, es a los valores que hacen a Chile, un país respetado en el mundo. Llevamos 27 años de debates presidenciales y Piñera quiere volver al medioevo. Le va a ir mal, que no cante victoria porque la campaña está recién partiendo y lo sabe, por eso se esconde, por eso manda asesores e inventa condiciones. Que vaya a los debates. Chile necesita escucharnos en nuestros defectos y en nuestras virtudes”, concluyó.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.