Marco y su mensaje a los senadores que discuten ley de aborto: “No piensen en ustedes, piensen en las miles de mujeres que hoy viven un trauma”

Santiago, 24 de junio de 2017. Acompañado por un grupo de adherentes y militantes, el candidato presidencial de los progresistas y los independientes Marco Enríquez-Ominami se refirió hoy a la ley de aborto que se discute en el Senado y emplazó a la Nueva Mayoría a legislar sobre el tema.

“Asistimos esta semana a una teleserie de romances entre candidatos. Eso no corresponde. Lo que corresponde es que los senadores hagan su trabajo y legislen. Chile tiene una deuda ante el mundo. Somos uno de los pocos países en que no hay ninguna legislación respecto del aborto. A mí no me gusta el aborto. Lo que estamos discutiendo con las instituciones y líderes de Chile es si una mujer debe ir presa después de interrumpir su embarazo en tres causales”, señaló Enríquez-Ominami

El presidenciable agregó: “Nuevamente queda claro que muchos parlamentarios se sacaron fotos con Bachelet para ganar elecciones, y no lo hicieron por amor a Chile. Si aman a Chile, aman a las mujeres de Chile. Si lo hacen, no pueden defender esta realidad. Estamos en el 2017. El país está a favor. Ya ganamos esa batalla. Parlamentarios no se asusten, sus reelecciones no son el problema de Chile. No piensen en ustedes, piensen en las miles de mujeres que hoy viven el trauma de tener que pensar que se pueden ir a la cárcel si interrumpen su embarazo según las causales”.

Respecto de la objeción de conciencia, señaló: “Para nosotros, la objeción de conciencia –a diferencia del senador radical– no es un problema de edificios. Los edificios no tienen conciencia. Son las personas, las que están llamadas a pronunciarse. Si los funcionarios de una institución quieren invocar la objeción de conciencia, entonces ese edificio que ofrece salud pública, aunque sea privada, tendrá que buscar los mecanismos y resguardos al momento de contratar personal. Deben tener un plan B para atender los casos de interrupción del embarazo en las causales señaladas”.

“En mi gobierno, como Presidente de Chile, se impondrá que la objeción de conciencia será atendida, siempre y cuando haya un plan B de parte de la institución. Ninguna institución podrá negarse, a través de sus funcionarios, a practicar la ley”.

El presidenciable aludió a las declaraciones del rector de la Universidad Católica Ignacio Sánchez: “Atiendo su punto. Pero sepan los chilenos y sepa usted, rector, que las instituciones que conduce también reciben recursos públicos. Por lo tanto, tenemos todo el derecho, quienes participamos de eso, a plantear un debate con respeto, para que el hospital de la Católica busque una solución cuando se apruebe la ley. No me parece correcto su tono, ni este estilo».

Plan Araucanía

Marco Enríquez-Ominami se refirió también a los anuncios hechos por la presidenta Bachelet respecto de la Araucanía y los pueblos indígenas.

“Nos gusta una Presidenta que pida perdón. Hace mucho rato que el Estado de Chile practicó terrorismo con el pueblo Mapuche. Mejor tarde que nunca. Podría haberlo hecho al inicio de su gobierno, pero no importa. En mi gobierno profundizaré esto con ideas más complejas: participación de los pueblos originarios en el congreso y promoveré los espacios para avanzar hacia la autonomía, no la independencia”, enfatizó.

Enríquez-Ominami concluyó: “Creo que ella ha dado un primer paso y, a diferencia de los candidatos de la Nueva Mayoría que la dejan completamente botada, yo quiero decirle que no voté por usted, señora Bachelet pero valoro sus palabras y reconozco que está haciendo un aporte al final de su mandato. Bien por Chile, bien por el pueblo mapuche que la Presidenta pida perdón”.

Enríquez-Ominami realizó las declaraciones luego de una intensa gira que lo llevó a las regiones del Maule y el Bío Bío. Recorriendo comunas de ambas regiones recibió intensas muestras de afecto y de apoyo por parte de la gente, confirmando las más recientes encuestas que lo sitúan ya en con un 7% de las preferencias, empatado con la candidata de la Democracia Cristiana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.