Marco Enríquez-Ominami: “En mi gobierno habrá tolerancia cero a la corrupción”

Santiago 6 de agosto de 2017. Tres medidas concretas para terminar con la corrupción en el país dio a conocer el candidato presidencial Marco Enríquez-Ominami.

El presidenciable anunció “tolerancia cero” para cualquier acto de corrupción, ya sea público o privado, aumentando penas e incorporando la delación compensada.

“Como candidato presidencial del PRO y los independientes quiero hacer un compromiso a nombre de muchos chilenos: en mi gobierno habrá tolerancia cero a la corrupción, para lo cual propongo tres grandes medidas”, señaló.

En primer lugar anunció que se comprometerá con “aumentar las penas para el cohecho. Es inaceptable, intolerable, que funcionarios públicos se dejen cohechar, sean comprados por las empresas. Para eso hay que aumentar las penas en el Código Penal que hoy son extremadamente bajas”.

“En segundo lugar, debemos establecer la delación compensada, un mecanismo que ha sido clave en países como Brasil para destapar los casos de corrupción. A su vez, que los parlamentarios que hayan tenido financiamiento ilegal en las campañas pierdan el cargo. Lo propuse en el 2006 y será prioridad en mi agenda como Presidente para moralizar a Chile”, agregó.

“Tercero, algo que se nos escapa todos. Cuando dos gerentes de dos empresas privadas se coludan o fabrique mecanismos para abusar de ustedes también tendrán penas efectivas, no clases de ética. Debemos sancionar la corrupción privada que hoy queda impune”, explicó.

Enríquez-Ominami recordó su paso por el Congreso entre 2006 y 2010: “Cuando fui diputado fiscalicé a más de 32 diputados que incumplían la ley. Finalmente, diputados corruptos que votaron una ley de transparencia y no la cumplieron. Consistía en que no podían contratar parientes sin el permiso del propio Parlamento. Hoy en Francia se está legislando recién algo que propuse hace 11 años. Los progresistas siempre hemos estado a la vanguardia. Pero ahora no se trata de nosotros, se trata de que ustedes los chilenos tomen en sus manos su futuro”.

Enríquez-Ominami concluyó: “La corrupción es inaceptable. No solamente porque se pierde dinero, sino porque además es un abuso a la fe pública, por eso propongo cero corrupción y estoy seguro de que ningún diputado o senador no votará a favor de estas tres medidas que he propuesto para terminar con la corrupción en Chile”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.