Marco Enríquez-Ominami en foro Enela: “Soy hombre de izquierda, pero para las soluciones en la Araucanía me declaro ambidiestro”

Temuco, 6 de julio de 2017. Una destacada participación tuvo el candidato presidencial Marco Enríquez-Ominami en el foro Enela organizado por CorpAraucanía en la ciudad de Temuco.

“Yo creo en la autonomía de los pueblos originarios. Creo que en esta sala hay un problema que tenemos que asumir y es una oportunidad: nadie se va a ir de aquí en los próximos 50 años. Por tanto, es desde aquí y ahora, donde estamos, que estamos llamados los candidatos presidenciales a resolver los problemas”, señaló de entrada el candidato de los progresistas y los independientes.

“No tengo el monopolio de la verdad. Pero vengo a decirles también que hay que salir de dos paradigmas que me parecen muy preocupantes en la Región de la Araucanía. No es solamente el desafío mapuche, es la visión racista de buena parte de los dirigentes políticos y de nuestros vecinos. La idea racista de que se es originario y se es inferior porque los pobres de los más pobres están aquí, en la provincia de Malleco”, agregó.

“Y el otro paradigma que me parece inaceptable, es lo que ha pasado en 200 años de República, en los que hemos tenido relaciones paternalistas y asistencialistas con esta región. ¿Desde dónde? Desde Vitacura, que es la comuna donde yo vivo. Es desde ahí donde se mandan los recursos, desde ahí donde se hacen los planes Araucanía”.

“No se puede pensar la Araucanía desde Vitacura, por una razón muy simple. Aquí hay una comuna que tiene 47% de pobreza y en Vitacura hay 0,1% de pobreza. Es impropio e injusto y no se lo merece la Araucanía”.

“Soy hombre de izquierda, pero para las soluciones, muchas veces, y aquí en la Araucanía, me declaro ambidiestro. Creo que, como la selección chilena, lo que hay que hacer es resolver los problemas por derecha, por izquierda, de cabeza, a como dé lugar. Aquí no hay problemas ideológicos”.

«Aquí vamos a hablar, a mi juicio, de temas que superan por lejos los paradigmas de la izquierda y la derecha. De lo que se trata es que presidir es proteger. Estamos frente a los desafíos de 2017 con respuestas del Siglo XIX”.

“Yo creo que esta es la región más excluida de Chile y las cifras así lo indican. Según la Casen 2015 indica en pobreza según ingreso y multidimensional, que es de las más alta de Chile en la Araucanía. En términos rurales, es la segunda región más pobre de Chile después del Maule. Tenemos acá, no solamente, una tasa de desempleo más alta que el promedio nacional, sino que además hay niveles de hacinamiento que son muy altos y una bajísima escolaridad en los liceos. Vale decir, aquí el Estado está fallando. Yo sí creo que este desafío es profundamente político”.

«Quiero partir con dos reflexiones sobre propuestas. Una sobre el tema mapuche. Lamento que nos olvidemos que fuimos condenados por la iglesia, la Corte Interamericana de DDHH, las Naciones Unidas y por Amnistía Internacional como un Estado violador. Asumámoslo. Y a partir de ahí, construyamos una conversación”.

“Bien, Presidenta Michelle Bachelet, que haya pedido perdón. Yo también me sumo y pido perdón por todos nuestros defectos e imperfecciones respecto a la Araucanía. ¿Qué propongo? Por de pronto, el Código Penal ofrece todas las herramientas para no tolerar ningún hecho de violencia”.

“Entonces, hablemos de ética. Pero de ética de la responsabilidad. En lo político, primero: reconocimiento constitucional de la lengua. Imagínense en Rusia a nuestros compatriotas chilenos ahí, procesados en ruso si es que hubieran cometido un error. La lengua materna de los rapa nui, es rapa nui. La de los mapuche es mapudungún. Reconozcamos eso en la constitución. No tiene costo fiscal y es simplemente terminar con una violencia”.

“Segundo: gobernadores electos. Tercero: que tengamos los políticos la capacidad de delegar poder, que tengan parlamentarios propios los pueblos originarios. Cuarto: no invocar a tontas y a locas una ley antiterrorista. A su vez, repensar por qué hemos hecho este nivel de elogios a nuestros conquistadores y no a nuestros líderes de los pueblos originarios. Magnifiquemos la identidad de Chile, que es plural”.

“En lo económico, esta es una región que efectivamente tiene desafíos. Quisiera hacer propuestas concretas, de costo fiscal alto pero viables. 0% de impuesto –hasta 10 mil UF– a todos ustedes, pequeños y medianos empresarios, que crean el empleo aquí, mientras lo reinviertan en sus empresas”.

“Proponemos también avanzar seriamente hacia un plan turístico. 100 millones de dólares por cada región y acá, ustedes lo saben, Nueva Zelanda recibe el doble de nuestro PIB por conceptos de turismo. Y esta región tiene una potencialidad turística gigantesca”.

“Quinta y última propuesta en materia económica para la Araucanía: aumentaremos en el próximo gobierno, en más de mil millones de pesos, los fondos para la inversión en la Agencia de Desarrollo Productivo regional. Hoy apenas sólo 198 millones de pesos se dedican a esa inversión”.

“Para ir cerrando, un mensaje a la izquierda. Es impresentable que ustedes no estén aquí. Aquí nos va mal electoralmente y en esta sala, sospecho, que tampoco nos va bien. ¿Y saben por qué? No hay ningún derecho a hacer de la miseria un folclor. No pueden ustedes, los candidatos progresistas, usar la Araucanía como ejemplo, y no venir al debate. Es indignante que la izquierda no esté más representada acá. No hay razón para que no estén acá. No se puede en un canal de Santiago hablar de la Araucanía y los mapuche y no estar aquí. No es aceptable”.

“Cuando pasemos a segunda vuelta, sesionaremos acá como gabinete la primera vez. Porque es fundamental hacer las cosas con la Araucanía, desde la Araucanía. Termino con una reflexión respecto de por qué estoy por la autonomía de los pueblos originarios. A los mapuche, a ustedes los emprendedores, a ustedes los trabajadores: dentro de la ley, respetando los tratados internacionales, como Presidente –y porque entiendo que presidir es proteger– crearé las condiciones para que los pueblos originarios tengan autonomía. Es perfectamente posible. No hay ningún impedimento más que el miedo”.

Respecto de la ausencia de tres de los candidatos, Enríquez-Ominami señaló: “Veo que el senador Guillier sigue en un asado. Veo que con quien estuve hace ocho años acá –Sebastián Piñera– nos prometió que tenía la solución para la Araucanía, me hubiese gustado verlo aquí, no en ese paraíso, Cancún. Lamento también la ausencia de Beatriz Sánchez, quien cree que el problema de acá son ustedes, los empresarios. Yo creo que ustedes no son el problema, yo creo que el problema es mucho más complejo”.

La participación de Enríquez-Ominami marca el inicio de su gira “PROceso de Cambio”, que lo llevará en los próximos días por las ciudades de Valdivia, Osorno, Puerto Montt y Puerto Varas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.