Marco Enríquez-Ominami a Cambio21: “Piñera es mal sheriff, mal economista e insensible”

Asegura que apenas haya claridad acerca de los resultados el 19 de noviembre, de no ser él quien pase a segunda vuelta, será el primero en llegar a la “casa de unidad” en que se reúna la centroizquierda. Claro que de pasada vapuleó a Guillier por sus indefiniciones.

Revela que desde José Miguel Insulza a otros candidatos al parlamento y dirigentes del PS y el PPD, o le han pedido que los proclame o se han pasado a su comando.

Casi sin voz nos recibió en su comando, vestido ya para el debate de la televisión abierta, en una especie de “prueba previa” a lo que se enfrentaría más tarde, en lo que él llamó el “debate más importante en mi historia”.

Sabe que no está en la pole position pero se tiene fe, cree que remonta y pasa al balotaje. Ese mismo ímpetu se nota en sus colaboradores, se dan ánimos entre ellos, “vamos que se puede”, se escucha reiteradamente. Hay mística, entusiasmo y mucha juventud.  Falta contar los votos.

Vamos a partir reconociendo que usted fue el primero, y en un momento el único candidato, que planteó a Cambio21 la necesaria unidad del centro y la izquierda de cara a la segunda vuelta. Han pasado un par de meses de ello ¿siente que su mensaje fue tomado en cuenta por los otros postulantes a La Moneda?

-Me acuerdo muy bien, fue en mi casa donde se lo dije. Sí, es viable. Estoy convencido que vamos a pasar a segunda vuelta, pero eso no depende de mí, depende de la voluntad popular, que con voto voluntario, francamente es muy poderosa. Primero es que vayan a votar y ojalá lo hagan por mí. Sí le confirmo que seré el que vaya a la ‘casa de la unidad’, más temprano que ningún otro.

Es un compromiso ratificado en un diario que para mí no es irrelevante, Cambio21. Confirmo lo que le dije, sé lo que digo y mido el peso de mis palabras.

Ahora, a catorce días de la elección también digo, agrego y profundizo que la unidad está en problemas. Son cosas distintas construir políticamente para ganar una elección y verificar que está con problemas la unidad, pues sostengo que Alejandro Guillier no ha sabido liderar su propio sector.

-¿Cuál es entonces, en su  parecer, el obstáculo para esa unidad?

-El principal obstáculo para la unidad es Alejandro Guillier, mucho más que Goic. Soy preciso en mis palabras. Felicito a la senadora DC por su programa, aunque no esté de acuerdo. Valoro el rol del Gobierno, me gustan estos ministros que dicen por quién votan, que superan también la resignación que había, un Ministro de Hacienda que le rebate las cifras.

-Pero a nivel de candidatos, en general, que son los que deben oponer sus posiciones entre sí, no se ha visto mucho interpelar al candidato de la derecha.

-En un momento me sentí solo, porque no vi ni a la Beatriz Sánchez ni a Guillier enfrentando a Piñera, estaba bien solo en los debates; en la cancha a la que me invitaba a debatir la derecha era economía y delincuencia. Estaban los dos asombrosamente silenciosos. Hoy siento mucho más acompañado por la Presidenta Bachelet inaugurando sus obras, el Ministro de Hacienda e incluso ministros que dicen por quién votan. Me parece que es un gesto de no resignación.

Una senadora DC, Carolina Goic, que quiere luchar, pero el director del Metro no quiere luchar. Está el Ministro de Hacienda que quiere luchar, está el Ministro de Economía que dice que da lo mismo quien gane. Está Alejandro Guillier que entorpece la unidad, pero está Osvaldo Andrade que me pide que esté en su proclamación. Jaime Fuentealba, candidato a diputado socialista, José Miguel Insulza, anoche, que por quinta vez insiste en que yo lo apoye y respondo sí. En todas esas comunas tengo candidato, sé el costo que significa eso.

-¿La Presidenta y sus ministros no estarán más bien defendiendo su “legado” que interviniendo con posición política en esta elección?

-Me gustaría que fuera lo segundo. La elección no puede ser solo un legado. La elección es al futuro. Es el error que cometieron, a mi juicio, Eduardo Frei, Ricardo Lagos. Ponerse a defender la obra. La Línea 6 del Metro ya está inaugurada, los chilenos ya están mirando qué viene después, el nivel de uso del Metro ya lo ‘metabolizaron’, ya lo incorporaron a sus vidas, ahora hay que preocuparse del tranvía de Antofagasta, el tren Arica-Tacna, el tren Calama-Antofagasta, el tren hacia el sur, eso es lo que importa.

Entonces, si alguien va a hacer campaña defendiendo la Línea 6, comete un error. Yo ya usé la Línea 6. Bien, bravo Bachelet, bravo, bravo, eso es una obra progresista que les ahorra tiempo para el ocio, para el placer a los chilenos, no solo para trabajar.

-Piñera ha dicho que encarna el cambio. ¿Es tan así?

-Nosotros encarnamos el cambio, sin retrocesos, sin retroexcavadora, como lo es Sebastián Piñera que actúa a punta de mentiras, de agredir a Bachelet, de faltar a la verdad sobre las cifras de su gobierno, del presente y las de mañana.

No hay una sola verdad con Sebastián Piñera, aplíquele un escáner a ese gobierno, aplíquele rayos X a delincuencia, a narco, a economía, es impresionante. Ahora tuvieron que salir los ministros a recordarle que sus 21 obras públicas ya estaban hechas.

-Pero volvemos al tema de que los ministros, usted y la senadora Goic parecieran ser los únicos que contradicen a Piñera en lo que usted llama sus mentiras…

-Me he sentido bien solo en esta elección, ni Guillier ni Beatriz Sánchez, los dos periodistas, lo interpelan, Infancia, Archi, Araucanía, estuve solo. ¿Será miedo a Piñera? ¿Será el síndrome de subordinación y dependencia del empleado? ¿Una relación impropia con Sebastián Piñera? No lo han enfrentado como lo he hecho yo y he pagado mis costos de eso, se me acusa de ser muy duro. No voy a parar, Sebastián Piñera es el rival, él es la retroexcavadora, es el enemigo a mi juicio, del Chile próspero.

-En su primera incursión presidencial, en 2009, logró el 20.6% de los votos. ¿El Frente Amplio logró ocupar su lugar o fracasó en el intento, según usted? 

-Marco lo ocupa, el nuevo ME-O es Marco. No hay una sola elección donde no me han dado por muerto. En 2017 dijeron ME-O ya murió, llegó Beatriz Sánchez, el ME-O 2017 es el Marco por Chile, el que va a defender el legado de Bachelet, va a corregir los errores y seguir avanzando. Lo otro es una derrota segura.

Permítame este aporte. Me ubicaron en las catacumbas del país en términos electorales, pero todavía estoy protagonizando, desde hace tres semanas atrás, el debate presidencial. ¿Se imagina si paso a segunda vuelta lo que va a ocurrir? Si según las encuestas de los funcionarios de Piñera de Cadem subí un seiscientos por ciento en seis semanas, sería un crecimiento exponencial que haría que ganara en primera vuelta. Yo creo que no va a ocurrir, sí en segunda vuelta, voy a luchar, a nombre de los socialistas, los radicales, los del PPD, los progresistas.

Hoy se han sumado quince dirigentes del PPD a mi comando y tres socialistas han pedido que los proclame, ya está ocurriendo que fuerzas de la Nueva Mayoría reconocen que aquí está el liderazgo que puede enfrentar a Piñera. Tengo cicatrices, cometí errores, he pedido perdón por eso, pero con esas fuerzas, esos nuevos adherentes, con José Miguel Insulza pidiendo que lo proclame, creo que tengo razón.

-Marco, ¿Piñera es sinónimo de eficiencia como gobierno, fue un gobierno de excelencia, como asegura o busca hacer creer a la gente?

-Él dijo que iba a crear más empresas que cualquier gobierno. Mentira, se crearon la misma cantidad de empresas entre Bachelet y él y murieron la misma cantidad. Dato dos: dijo que iba a crecer más que nunca; falso, se benefició de dos datos que van a beneficiar a Chile en el próximo gobierno: uno, el poder comprador chino, cobre a cuatro dólares la libra, eso va a estar presente en un nuevo gobierno que va a crecer, quiéralo o no, a 2.5 a 3%. China ya decidió su modelo, el Congreso (chino) ya ratificó el modelo de capitalismo liberal, y va a seguir creciendo y eso beneficia a Chile, junto al precio del cobre. También se benefició del terremoto.

Hablemos de economía, su gobierno dijo que el crecimiento 2014 sería de 4.5%. Creció 2.5%. Equivocarse en un cien por ciento está mal, echarle la culpa a Bachelet es un poquito abusivo; todos saben que la Ley de Presupuesto del Presidente siguiente la hace el gobierno anterior. Vamos a la delincuencia. ENUSC, la encuesta que él mismo respeta señala que el punto alto de delincuencia durante la administración de Sebastián Piñera es mucho más que ahora. Vámonos a gestión; compare un censo con otro censo, lo dice la Cepal… Vámonos a lo social; no gastó más socialmente que Bachelet.

-¿Reprueba entonces en todas las áreas Piñera?

-Piñera es mal sheriff, mal economista e insensible, porque tiene una cantidad de muertos en el cuerpo… Yo lo denuncio por el Sename… Mire dónde fueron a parar sus ministros de Justicia: uno dueño de una universidad y la otra gana 25 millones de pesos como Conservadora de Bienes Raíces en Villa Alemana… Los premió a todos, ¡un Presidente que premia a los que son responsables políticos de la muerte de niños! Es insensible, ineficiente y además, vámonos al presente, presenta un programa de gobierno basado en mentiras… Si solo falta que se le ocurra anunciar que va a inaugurar en Ñuñoa un estadio que se va a llamar Estadio Nacional, que ya existe. Falta a la verdad.

Peor aún. Presenta con mala fe un plan de gobierno con letra chica. Dice que evaluará algunos programas y que de eso recortará siete mil millones de dólares, más que toda la reforma tributaria de Bachelet. Me gustó el ministro Nicolás Eyzaguirre hoy: ¡”cuéntate una de vaqueros”! Como hay mala fe, singulariza a Estela Ortíz y dice: ‘mira, ella gana mucho, gana siete millones’. ¿Acaso descontándole el sueldo a Estela Ortíz va a financiar siete mil millones de dólares?

Sigamos. Qué propone en delincuencia: nada. En narcotráfico, sus elegidos, los que él nombró sus zares antidrogas, los que nos hicieron pasar vergüenza internacional con el caso bombas, son hoy abogados de narcos. Está inhabilitado Sebastián Piñera para enfrentar la delincuencia y a los narcos.

-Hace dos meses le pregunté –y no me respondió-, ¿por qué un joven, cansado de la politiquería, iría en noviembre a votar por usted?

– No hay perdón para no movilizar al voto. Yo quiero despertar la energía de los jóvenes, vayan a votar pues de sufragar poca gente Piñera puede ganar en primera vuelta. Estoy haciendo un esfuerzo por movilizar, usted es testigo. En ENADE entré en un pendrive, dispuesto a que otra candidata me llevara en su bolsillo; estoy dispuesto a todo, a, cuatro horas antes del debate presidencial más importante de mi vida, estar en Cambio21, un diario con el que hemos tenido roce. Acá estoy, sin pauta, sin ninguna limitación.

Quiero decir además otra cosa. Está todo el mundo preparando el debate, dondo yo debería estar en este momento en mi casa, como todos los candidatos, cuidando la voz, legítimamente.  Discutí mucho con los muchachos (sus asesores) la conveniencia de dar esta entrevista a Cambio21, con un periodista tan jodido como Mario López. Pero aquí estoy.

-Marco, de no resultar el acuerdo pos primera vuelta ¿está la suerte echada?

-No. Se lo digo como un hombre que trabaja en comunicaciones, como marido de una experta comunicacional como Karen (Doggenweiler), como hijo de otra experta en el área. Humildemente, creo que se equivocan todos los politólogos y analistas que creen que la elección ya está terminando, no, recién se está conectando mucha gente. La misma CEP muestra 30% de gente indecisa. Este es el momento más importante.

Le voy a dar un dato privado y en exclusiva. En esta fecha en 2013 yo marcaba 4% en mis encuestas. Silenciosamente fui a los debates, subí siete puntos en esta fecha. Si tan solo repito la hazaña de 2013, estoy en segunda vuelta. Hoy estoy en 12. Es incierto cuántos van a votar, nadie lo sabe.

Mire, en Francia nadie esperaba que Macron llegara al gobierno. Trump, todos dijimos a este no lo dejan pasar; es presidente. El sí al proceso de paz colombiano… ganó el no y en Inglaterra, todos dijimos: la cordura inglesa no va a cometer la barbarie de desacoplarse del invento geopolítico más importante de la historia de la humanidad, unir 27 lenguas… Se fueron. Evo Morales, el presidente que más hizo crecer a Bolivia, corrió solo y salió segundo… Guau… ¿y me quieren decir que a 15 días está todo echado? Está todo por hacerse, este es el tiempo, aquí puede pasar cualquier cosa, depende de los electores.

Fuente: Cambio 21

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.