Marco Enríquez-Ominami: «Atendiendo el pedido de Bachelet, nos hemos reunido con la CUT para la unidad de la centro izquierda»

Santiago, 15 de julio de 2017. “En un día tan frío hemos tenido una reunión extremadamente cálida. Somos de distintas culturas, pero aquí, a pesar del frío, hemos tenido una reunión muy rica en materia programática y de ideas. Tenemos más puntos de encuentro que de diferencia y acordamos seguir este diálogo”. Así describió Marco Enríquez-Ominami el encuentro de una hora y media sostenido en la sede de la Central Unitaria de Trabajadores con el consejo directivo de la CUT.

“El mensaje, entiendo, incluso lo dio la Presidenta Bachelet. Valoro ser el primero en escuchar este mensaje y lo recojo. Atendiendo el pedido de Bachelet, nos hemos reunido con la CUT para la unidad de la centro izquierda”, agregó Enríquez-Ominami. “Aquí hay que producir unidad. Unidad para los trabajadores, unidad respecto de la elección que viene. Sabemos que esta es una batalla por el segundo lugar y ese segundo lugar no lo vamos a ganar peleando todos con todos. Creo que la CUT se pone a la vanguardia, porque los trabajadores han sido duramente castigados y me parece fantástico que hoy la CUT encabece este proceso”.

“Estamos agradecidos de ser los primeros invitados para recibir este mensaje. Un pueblo unido, que lucha por el ingreso de los trabajadores, es un pueblo que está a la vanguardia de su tiempo. La CUT está actuando no solamente como un ente social, sino que también como un ente activo, preocupado del futuro y que produce el encuentro entre las fuerzas progresistas”, señaló el presidenciable.

A la CUT “no le da lo mismo quién gobierne”
“Es el inicio de la ronda de conversaciones que vamos a sostener como Central Unitaria de Trabajadores con los candidatos presidenciales, particularmente del mundo progresista”, señaló por su parte su presidenta, Bárbara Figueroa, quien describió el encuentro como “un muy buen diálogo, muy fraterno. Ya nos conocíamos, habíamos dialogado sobre temas programáticos en año 2013. Por lo tanto hemos también logrado ir profundizando algunas materias que ya en esa oportunidad habíamos discutido”.

La Presidenta de la CUT enfatizó que a su organización “no le da lo mismo quién gobierne, pero también entendemos que en el marco de ese debate hay que conocer la apuesta programática, cuáles son los desafíos de país que se están planteando”.

Junto con distinguir entre “quienes quieren seguir profundizando los procesos de reforma y de transformación y quienes quieren retroceder respecto de ello”, Figueroa hizo un llamado “a construir espacios de unidad en aquello que sea coincidente. Esperamos que este espíritu que se ha expresado hoy día con Marco Enríquez-Ominami también sea el espíritu con el cual nosotros podamos discutir con los próximos candidatos presidenciales”.

Temas abordados y propuestas
Entre los principales temas conversados por el candidato presidencial de los progresistas y los independientes con el consejo directivo de la CUT estuvo la robotización. “Hay estudios que indican que quizás la mitad del empleo que conocemos hoy en Chile puede dejar de existir en los próximos 10, 20 o 30 años. Y por lo tanto hay que anticiparse”, explicó Enríquez-Ominami.

Una de las principales propuestas presentadas por el candidato presidencial dice relación con un impuesto de 0% a las pymes que reinviertan sus utilidades.

“He hecho propuestas concretas. Una de ellas es 0% de impuesto a las pymes, para que el problema financiero de la pymes lo resolvamos por ahí y no por la vía de castigar a los trabajadores. El empleo decente es un compromiso del PRO y de mi candidatura. Si las pymes tienen problemas de financiamiento, 0% de impuesto, hasta 10 mil UF si no retiran utilidades. La pyme es la que crea el 40% del empleo a Chile”, explicó.

Según Enríquez-Ominami la propuesta tiene un costo fiscal de mil millones de dólares. “Significa que los comerciantes, trabajadores y emprendimientos propios van a pagar 0% de impuesto. Yo no quiero más emprendedores empresarios esclavizados por los bancos. Si el dinero no lo retiran y lo reinvierten no pagarán impuesto”.

“Eso lo obtengo si somos capaces de crear un impuesto al sistema financiero. Si somos capaces de pedirle a la mediana y gran minería de bajar las toneladas consideradas para el impuesto específico”, explicó.

Respecto del desafío de la automatización y robotización, el candidato explicó: “Es una propuesta compleja sobre un tema muy técnico que se llama la depreciación acelerada. En simple, cuando seamos gobierno vamos a tratar de retrasar lo inevitable, que es la robotización. Pero hacerlo junto a la CUT en un debate nos parece fantástico”.

El presidenciable agregó que pretende mejorar los ingresos de las mujeres en el mercado laboral, avanzar en negociación colectiva y el derecho a huelga efectiva. “Quiero más sindicatos y quiero en julio de 2018 un sueldo mínimo de $300 mil y hacia fines de mi gobierno un sueldo ético para los trabajadores”, subrayó. “Debemos redignificar al sindicato. Aquí hay leyes de la dictadura que castigan a los sindicalistas para postular al Congreso, para tener derechos civiles y electorales que están mermados”.

“Bachelet es mejor que sus candidatos y sus parlamentarios”
Junto con calificar a la CUT como “un motor de debate” y “un motor de desarrollo”, el candidato la definió, junto con otras organizaciones, como “la gran representante de la dignidad. Y en Chile si bien hay libertad nos está faltando dignidad”.

Consultado sobre el legado del actual gobierno, concluyó: “Creo que la Presidenta Bachelet es mejor que su gobierno, es mejor que sus ministros, es mejor que sus diputados. Creo que la Presidenta Bachelet es mejor que sus candidatos. Creo que tiene más audacia y más coraje que sus candidatos y sus parlamentarios. Yo no voté por ella, pero la veo mucho más decidida a no abandonar esta batalla social. Yo defiendo su legado sin haber votado por ella. No puedo aceptar que la abandonen. El camino que se ha trazado no puede retrocederse”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.