La creación de siete centros de formación técnica (CFT) en Arica, Coquimbo, Valparaíso, Santiago, Concepción, Puerto Montt y Punta Arenas dio a conocer hoy el candidato presidencial Marco Enríquez-Ominami.

El presidenciable del pacto Si Tú Quieres Chile Cambia, quien en los últimos días se ha referido al lucro en la educación, a la deuda histórica de los profesores y a modificaciones a la LGE –junto a la Cones– dio a conocer este inédito compromiso frente acompañado por parte de su equipo programático.

Patricia Morales, coordinadora programática del comando explicó: “Se habla mucho de la importancia de que existan universidades estatales, públicas, gratuitas y de calidad, y poco se ha hablado de los centros de formación técnica e institutos profesionales. Las matrículas en primer año de los alumnos que van a institutos profesionales y CFT son mayores a las de las universidades, con 158 mil estudiantes matriculados aproximadamente”.

“Es por esto que proponemos crear siete centros de formación técnica o institutos profesionales a lo largo del país, públicos, gratuitos, de excelencia. Queremos hacerlo realidad en Arica, Coquimbo, Valparaíso, Santiago, Concepción, Puerto Montt y Punta Arenas”, agregó Morales.

Jaime Parada, vocero del comando añadió que “es una excelente alternativa para poder paliar este sistema universitario híper colapsado y la deficiencia en educación técnica”.

Marco Enríquez-Ominami explicó: “Esta compromiso programático tiene un costo fiscal de 800 millones de dólares; no es un costo fiscal bajo, requiere de reforma tributaria. El modelo de desarrollo de Chile requiere de profesionales universitarios y de formación técnica. Esto requiere, a su vez, de mayor interacción entre el sector productivo y el sector académico, requiere del acceso gratuito y de calidad a algo que se privatizó. En Chile históricamente el Estado jugaba un rol, hoy es todo privado”.

El presidenciable agregó: “Somos de una visión mixta, entendemos el rol del Estado y el rol del mercado, pero aquí hay un déficit de Estado, y para esto queremos crear siete centros de formación técnica en las ciudades antes mencionadas”.

“Hemos hablado mucho de lucro, de educación universitaria y de copago y poco de educación técnica. Y hoy quisimos posicionar este debate en educación técnica, que es como el hermano que no se muestra mucho, y esta educación es casi el 40% de la matrícula”.

Consultado sobre el debate de la Asociación de Radiodifusores de Chile (Archi), Enríquez-Ominami señaló: “Espero que cada uno de los candidatos retome el rumbo de los debates de ideas, llevamos unos días más centrados en los problemas y acusaciones personales que en las ideas. Las gravísimas acusaciones que enfrenta Franco Parisi son una oportunidad para que discutamos sobre el fondo, de lo que hay detrás, el rol del empresario en la educación de los niños”.

“Quiero darle un mensaje al país en este debate. Hay mucha gente que quiere cambiar la política, probablemente hay gente que se está desilusionando de un candidato que pretendía hablar de renovación y fin de los pitutos, que ha caído en un conjunto de acusaciones que son ciertas y se está demostrando día a día que se cae y desenmascara una candidatura. Les quiero decir a ellos que no aflojen, que no se rindan, que la desilusión no los invada. Aún se puede cambiar la política sin mentiras, sin triquiñuelas, sin malas prácticas”, concluyó.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.