Los progresistas apoyan y seguirán apoyando las demandas de los estudiantes, tras conocer el aporte de la oposición con representación parlamentaria y valorar su contenido manifestaron que no se prestaran para ningún acuerdo a espaldas a los estudiantes movilizados.

No queremos dijo, Cristian Warner, Secretario General del Partido Progresista “otra foto de un acuerdo con las manos en alto y que el tema de la educación reflote en las mismas condiciones en cinco años más, como ocurrió con el acuerdo de la LGE y hoy tenemos a los estudiantes en las calles desde hace seis meses”.

Desconfiamos de Piñera y su gobierno señaló, Marco Enríquez-Ominami, líder de los progresistas, “recién ahora el jefe de estado nos dice en Hawai que llegó el tiempo del sentido común después de tantos meses de movilizaciones e intransigencias, cuando comenzaron las movilizaciones su gobierno hizo oídos sordos y adelantó las vacaciones de invierno, los jóvenes en las calles una vez por semana y Piñera no movió un dedo, siempre la misma propuesta y nada nuevo, cambió de ministro y nada nuevo. Las manifestaciones se hicieron mayores, con música y carnaval, Piñera se escudó en los encapuchados y su respuesta fue aplicar la ley de seguridad del estado, ¿quién es entonces el intransigente? Se preguntó el presidente de los progresistas. “En educación Piñera ha sido el intransigente”.

Desde el inicio del conflicto Piñera no ha hecho otra cosa que aplicar la ley del bastón y la zanahoria, reitera Cristian Warner, en la medida que anuncia más becas al mismo tiempo se amplían los desalojos y la brutalidad para tratar a los estudiantes. Hace sólo algunos días conversaba en el Congreso con los dirigentes de la Confech y en la noche se golpeaba a los secundarios de la Confederación Suiza.

Reiteramos subrayó Enríquez-Ominami , “ Todo nuestro apoyo a los estudiantes por una educación pública, laica , gratuita y de calidad, ellos están en la calle y respetamos sus demandas como también sus resoluciones, nos han dado un ejemplo de participación”, y agregó “el cambio no debe ser sólo de becas más o becas menos se deben cambiar las reglas para vivir en un país más justo. La educación es un derecho y ese derecho es para todos”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.